Beagle

Beagle pertenece a los sabuesos de las razas de perros.

Alegre y bondadoso se convertirá en un gran amigo: cariñoso, paciente y, lo que es importante, sin pretensiones en el cuidado.

El beagle conquista instantáneamente con su notable encanto. 

Los ojos color avellana de un perro miran directamente al alma, especialmente si el animal tiene la intención de rogarte un bocado. 

El aspecto encantador de un inquieto está en perfecta armonía con su carácter, así que no esperes mansedumbre y calma del beagle. 

A pesar de las patas moderadamente cortas, el perro puede desarrollar una gran velocidad cuando persigue una paloma o el gato de un vecino. 

Los beagles son por naturaleza muy activos. 

No hay mejor entretenimiento para esta raza que un paseo por un parque de la ciudad. 

Lleve un disco para perros (frisbee), o una pelota de tenis y la felicidad de su perro será ilimitada.

Usos y utilidad

Se utilizan activamente para la caza, y también como perros de servicio por su excelente sentido del olfato.

Como mascotas son animales cariñosos, leales e increíblemente encantadores.

Aspecto físico y características.

El Beagle es una raza de tamaño mediano con músculos elásticos y huesos fuertes, como corresponde a un cazador.

La línea superior se fusiona con la grupa moderadamente inclinada del perro. El lomo es ligeramente arqueado, corto y ancho.

Podemos decir que está bien equilibrado en relación con el resto del cuerpo. La caja torácica profunda del beagle se distingue por costillas voluminosas y bien dobladas, bajadas por debajo del nivel de los codos.

El vientre no se hunde.

Altura a la cruz: 33-40 cms.
Peso: 8 a 18 kilogramos.
Esperanza de vida: 11 – 15 años.

Cabeza. La cabeza del beagle es bastante poderosa, pero no parece áspera ni torpe.

Se diferencia en la longitud media, en las hembras es más refinada. La piel no se arruga ni forma pliegues.

La forma del cráneo se asemeja a una cúpula. La protuberancia occipital es ligeramente pronunciada.

El hocico del perro no es puntiagudo.

El pie bien definido divide la distancia entre la nariz y la parte posterior de la cabeza en segmentos aproximadamente iguales.

Esto es claramente visible cuando el animal está de perfil. Nariz grande con fosas nasales bien abiertas, predominantemente negras.

La pigmentación debilitada es aceptable en beagles de color claro. Los labios no se ajustan bien a las mandíbulas, razón por la cual el animal parece flácido.

Orejas. Cuando se tira, las puntas redondeadas de las orejas casi llegan a la nariz del perro.

De colocación baja y colgando a los lados del hocico, cerca de las mejillas. Delgado y suave al tacto.

Ojos. Los ojos del beagle no son demasiado profundos, junto con la nariz forman un triángulo equilátero.

Color: avellana o marrón oscuro. Los párpados secos se ajustan bien, tienen pigmentación oscura.

Beagle tiene un aspecto inteligente incluso en los frecuentes momentos de travesuras.

Mandíbula y dientes. Las mandíbulas fuertes del Beagle se colocan de manera que las inferiores quedan completamente superpuestas por las superiores, formando así una mordida en tijera.

Los incisivos se colocan verticalmente.

Cuello. Debido a la longitud suficiente del cuello, el Beagle sigue fácilmente a la presa. Difiere en ligera flexión y suspensión.

Cola. Tiene un largo medio y cintura alta.

Se caracteriza por un pelaje espeso (especialmente en la parte inferior).

La cola del beagle no se enrosca ni se enrolla en la base.

Presta atención a la punta de la cola del animal: siempre permanece blanca independientemente del color del pelaje.

Extremidades delanteras. Las patas rectas paralelas se encuentran debajo del cuerpo del perro.

Tienen un buen esqueleto fuerte.

Los hombros inclinados se distinguen por músculos desarrollados. Los omóplatos largos están unidos a la parte superior del cuerpo.

Los codos del beagle están estrictamente hacia atrás. La distancia de ellos a la superficie de la tierra es la mitad de la altura del animal a la cruz.

Las cuartillas cortas se convierten en pequeñas patas ovaladas, que terminan con almohadillas y garras pronunciadas.

Extremidades traseras. Los muslos musculosos y las piernas rectas proporcionan un movimiento preciso y poderoso del beagle.

Las rodillas del perro tienen un ángulo bien definido.

La articulación del corvejón se dirige hacia abajo. Los pies son compactos debido a los dedos apiñados.

Forma de movimiento. El beagle es repelido por las patas traseras, mientras dirige las delanteras hacia adelante.

El paso está libre de cargas.

El andar como un pato no es típico de esta raza. La espalda permanece nivelada; no hay un solo indicio de agacharse.

Pelo. Corto y grueso de dureza media sin subpelo.

Protege perfectamente del mal tiempo y no se satura de humedad en cuestión de minutos.

Durante la caza, los pelos cortos no se adhieren a las ramas de los arbustos. El pelaje está cerca del cuerpo del perro y tiene un brillo saludable.

Color. El color del beagle es variable.

El tipo más común es rojo-negro-blanco (o, como se le llama, tricolor).

Puede considerarse clásico, ya que es este color el que le aparece a una persona que escucha la palabra “beagle”.

Además, son comunes los colores rojizo-azul-blanco, rojizo-blanco, rojo-blanco, limón-blanco, negro-blanco, limón-abigarrado, liebre y tejón abigarrado.

Todos los colores, excepto el completamente blanco, pueden tener motas, pequeñas motas. No se permiten otras opciones.

Comportamiento

Destacamos lo siguiente de estos magníficos perros.

  • El Beagle necesita constantemente compañía y, por lo tanto, no tolera la soledad.
  • Los representantes de la raza están dotados de agudeza e inteligencia flexible, y todo esto se combina con la terquedad.
  • El perro es siempre enérgico y alegre, le encanta correr y divertirse al aire libre.
  • El principal problema de los beagles son sus fuertes ladridos, así que prepárate para posibles peleas con los vecinos.
  • Animales que aumentan de peso con facilidad, por lo que necesitan ejercicio regular y una alimentación adecuada.
  • Los perros son amigables incluso con los extraños y, por lo tanto, no siempre son buenos guardias.
  • Beagle se lleva bien con los niños y se convierte en un amigo devoto para ellos.
  • No se recomienda mantener al beagle en el mismo apartamento con gatos o pequeños animales decorativos.
  • No apto para criadores principiantes debido a su naturaleza independiente.

Son amigables con los niños y con gusto participarán en el juego general, ya sea persiguiendo un frisbee o tira y afloja, por lo que es una de las mascotas favoritas para familias con niños pequeños.

Nunca mostrará los dientes en respuesta a un golpe descuidado o un movimiento de la cola.

El perro seguirá a su pequeño amo y lo protegerá de la amenaza inminente.

Los beagles tienen un optimismo y energía inagotables que tienen que contrarrestar con juegos activos y paseos.

Si vas con tu mascota a un parque donde descansan muchas personas, no habrá límite para la felicidad del perro.

Al Beagle le encanta llamar la atención de los demás y se siente mejor en las grandes empresas (tanto humanas como caninas).

El Beagle se distingue por la resistencia, lo que le permite estar en la naturaleza durante más de una hora y al mismo tiempo sentirse como un pez en el agua.

Te espera todo un día de emocionantes aventuras y la persecución de presas que no escaparán a la atenta mirada del perro.

Debe reservar tiempo regularmente para llevarlos a espacios libres o al campo, donde el perro pueda correr libremente sin correa y sin riesgo de sufrir atropellos de vehículos.

Si nuestro Beagle se va a quedar solo en casa durante largos periodos de tiempo, consigue un segundo perro, se convertirá en un compañero de juego activo.

El peor castigo para los beagles es pasar un día solo en unos pocos metros cuadrados de un apartamento.

Origen

El origen del actual Beagle es Reino Unido. Sin embargo, es interesante conocer los antepasados de estos fantásticos perros.

Tiene sus raíces en la antigüedad, es decir, en la era de prosperidad de la antigua Grecia.

Las primeras menciones indirectas de la raza datan de esta época. Entonces, el famoso historiador y escritor Jenofonte habló sobre perros de tamaño compacto.

Eran populares entre los cazadores por su extraordinaria velocidad y excelente aroma, la combinación perfecta para una pesca deportiva exitosa.

Inspirándose en el ejemplo de los griegos, los antiguos romanos también comenzaron a criar la raza, que luego trajeron a los antepasados de los beagles a Gran Bretaña y comenzaron a cruzarlos con perros aborígenes.

Este experimento dio lugar a muchas razas nuevas: directamente a los Beagles, Foxhounds, Harriers y Otterhounds.

Existe otra versión del origen de la raza.

Según ella, los beagles aparecieron como resultado del apareamiento de los sabuesos europeos con los celtas, y llegaron a Inglaterra solo en el siglo XI junto con los normandos.

Al mismo tiempo, Wilhelm el Conquistador introdujo el Talbothound (Talbot) en el país, que, cuando se cruzó con Greyhounds, dio lugar a los progenitores de los beagles modernos.

El libro “Artistic Esquire”, publicado en la segunda mitad del siglo XV, se convirtió en la primera fuente donde se mencionó la raza con el nombre que ya conocemos.

Dos siglos después, el escritor Blum, aficionado a la caza, presentó a Inglaterra un libro en el que describía en detalle al beagle, su raza favorita. En 1790, Biweek reveló las características de estos perros y el campo principal de su uso: la caza.

A pesar de su aparente inutilidad, estas migajas jugaron un papel importante en el proceso de cebo de animales salvajes.

Mientras los perros de tamaño regular perseguían el juego, los beagles continuaron su persecución en la maleza donde los sabuesos más grandes no podían pasar.

Entonces esta raza era la más pequeña de la caza y se usaba principalmente para cebar liebres.

Los beagles existieron en esta forma hasta principios del siglo XIX, hasta que finalmente se convirtieron en perros más grandes y masivos.

En 1861, el Manual de Deportes Británico dividió la raza en cuatro categorías: terrier beagle, zorro beagle, beagle enano y beagle de tamaño mediano (el tipo norteño se caracterizaba por un peso menor en comparación con el sur).

Nueve años después, los primeros representantes de la raza pisaron las tierras del Nuevo Mundo, donde recibieron el nombre de “Pequeños Sabuesos del Sur”.

Los criadores de perros estadounidenses han intentado cambiar la apariencia de los beagles.

Como resultado, la raza comenzó a parecerse a los Basset Hounds y adquirió un color blanco con puntos oscuros.

La amenaza de que los perros se extinguieran desapareció por completo a finales del siglo XIX. En 1895, el Beagle Club aprobó el primer estándar, que se presentó en una exposición en Birmingham.

Se convirtió en el punto de partida para la propagación de perros por todo el mundo. Al momento, se criaron dos tipos de beagles: medianos (hasta 33 cm a la cruz) y relativamente grandes (hasta 40 cm).

Generalmente, la altura del animal no debe superar los 41 cm.

Año 1957, se adoptó un nuevo estándar de raza oficial, que es válido hasta el día de hoy.

Alimentación.

La comida de Beagle debe estar equilibrada.

No olvide que esta raza es propensa a la corpulencia y, por lo tanto, la posibilidad de convertir a un perro delgado en un moño inmóvil con patas es muy grande.

Para la alimentación, use alimento seco de primera calidad con alto contenido de vitaminas y minerales.

Su dosis diaria suele estar indicada en el paquete.

De vez en cuando, diluya la monótona dieta con productos naturales. Asegúrese de darle a su mascota una cucharadita de aceite vegetal para mantener el pelaje con un aspecto saludable.

Asegúrese de que en su cuenco tenga siempre agua, para que pueda beberla cuando la necesite.

Alimentos PROHIBIDOS para nuestro Beagle:

  • Productos lácteos (no relevante para cachorros);
  • Masa cruda con contenido de levadura;
  • Peces de río en cualquier forma;
  • Carne y huevos crudos;
  • Huesos tubulares;
  • Cebollas y ajos;
  • Legumbres
  • Cerdo;
  • Hongos.

Higiene y limpieza.

Los Beagles requieren un mantenimiento mínimo.

El pelaje corto del perro debe cepillarse una o dos veces por semana. Esto se suele hacer con un cepillo o un guante de goma.

Durante la muda del animal, el procedimiento se lleva a cabo con más frecuencia. Esta vez, el peine actúa como una “herramienta”, que eliminará fácilmente los pelos muertos y hará que la apariencia del perro sea más agradecida.

Debemos de bañarlo con muy poca frecuencia, ya que pierde la película protectora del pelo.

Si surge la necesidad, use un jabón suave o un champú hipoalergénico para perros de pelo corto.

Después del baño, inserte almohadillas de algodón en las orejas de su mascota para eliminar el exceso de humedad.

Elimine todas las corrientes de aire, de lo contrario el animal se resfriará.

Después de una caminata, basta con limpiar las patas sucias y, a veces, el estómago, con un paño húmedo.

En clima lluvioso, se recomienda lavar la parte inferior del cuerpo del beagle con agua y jabón de alquitrán.

Asegúrese de revisar las almohadillas de sus patas en busca de cortes y heridas. Puede frotar con aceite vegetal para suavizar la piel áspera y agrietada.

En la temporada de invierno, cuando el asfalto helado se rocía con reactivos y sal, se puede utilizar una “protección” para las patas del beagle: calcetines-protectores o botas.

Para el cuidado de los ojos, debe comprar un líquido especial para eliminar las secreciones de la tienda de mascotas.

Si son demasiado abundantes y el aspecto no parece claro, comuníquese con su veterinario de inmediato.

Las largas orejas de Beagle tampoco deben pasarse por alto.

Límpielos de la placa y el polvo acumulados una vez cada dos semanas.

Las garras de su perro deben triturarse regularmente mientras camina, pero puede utilizar un cortauñas cuando lo precise.

Si es necesario, recorte las uñas con cuidado y alise los bordes afilados con una lima. Si el beagle entra en pánico al ver la herramienta, comience con una pata y al día siguiente con la otra.

Una recompensa tampoco hace daño.

Para los dientes, cepíllelos una o dos veces por semana con un cepillo, una venda o la punta de un dedo.

No utilice su propia pasta: a los perros no les gusta el sabor y el olor acre de los productos de higiene humana.

Salud.

Visite a su veterinario con regularidad si desea mantener a su mascota sana y feliz.

La raza se distingue por una fuerte inmunidad, pero aún así es susceptible a algunas enfermedades.

Entre ellos la enfermedad de los discos intervertebrales, deformación de las extremidades anteriores, disfunción de la glándula tiroides, ausencia congénita de cabello, problemas cardíacos y oculares, epilepsia y diabetes.

Educación.

La raza se distingue por la inteligencia y el ingenio rápido, combinados con una terquedad inquebrantable.

El beagle tiene atención selectiva y “escucha” sólo lo que le parece adecuado. En otros casos, el perro prefiere derretir el corazón de un dueño exigente con una mirada mansa y una expresión divertida en el hocico.

Beagle no perderá la oportunidad de demostrar quién está a cargo de la casa y no ejecutará de inmediato ni siquiera un comando conocido.

Se enfrenta a una tarea difícil: reunir la paciencia en un puño y hacer que el perro comprenda que el liderazgo permanece con usted.

En ningún caso no recurras al asalto, de lo contrario el animal perderá la confianza.

Es necesario empezar a educar un Beagle ya desde cachorro.

El período óptimo es de dos a tres meses desde el nacimiento del perro. La mascota debe aprender claramente los límites de lo que está permitido, así como el momento de alimentarse y caminar.

Es necesario castigar a un beagle por desobediencia de manera rápida y moderadamente severa, de lo contrario, al año obtendrás un perro malcriado.

No olvide que los representantes de esta raza son muy ingeniosos y tratarán de evadir el castigo gracias a su encanto y ojos sinceros.

Antes de la pubertad, se recomienda que el beagle se someta a un curso general de entrenamiento, de lo contrario, el perro puede volverse incontrolable bajo la influencia de los instintos y las hormonas.

No es raro que los propietarios de beagle se pongan en contacto con entrenadores con una experiencia y calificaciones colosales.

Al final del curso, su mascota debe seguir las órdenes y ser consciente de que la última palabra no es suya.

La correcta socialización de la mascota es igualmente importante.

Preséntelo a nuevas personas, animales, lugares y olores, de modo que la imagen correcta del mundo se forme gradualmente en la mente del perro, una garantía de la sociabilidad y amabilidad del animal.

Como elegir un perro cachorro Beagle.

Si has decidido comprar un perro, o adoptarlo, debemos inclinarnos por elegir un cachorro activo, de contacto, moderadamente bien alimentado y debemos rechazar cachorros letárgicos, apáticos, con orejas sucias y nariz seca.

Preferible que tengan, como mínimo, 2 meses de vida.

A partir de esa edad, cuanto antes aparezca el bebé cachorro en tu casa, más posibilidades tendrás de convertirlo en un perro educado y obediente.

Vale la pena conocer a los padres de la futura mascota y, por supuesto, aclarar información sobre las vacunas administradas al perro.

Si tenemos la oportunidad de ver a la mamá perra con sus cachorros, podemos preguntar por el carácter de la madre y observarla, lo que nos ayudará a tener mayor información de como será la camada.

La elección de un perro de pura raza exige que nos entreguen el ” Certificado de pureza de Raza”, también llamado “pedigree”.

El proceso de obtención del pedigree puede durar unos meses y cuesta unos 50 euros en Europa.

Las ventajas de la obtención de este “pedigree” son:

1,- Si no obtiene el Certificado no puede acreditar ante terceros que es propietario de un perro de pura raza, al no quedar acreditado el árbol genealógico.

2,- Podrá demandar al vendedor o exigirle que le devuelva su dinero, si al hacer la venta aseguró que se trataba de un perro de pura raza.

Precio de un Beagle

Un perro cachorro Beagle de un criadero de confianza, con pedigree, costará entre 300 y 400 euros en Europa.

En América entre 350 y 500 dolares estadounidenses. En los anuncios de vendedores individuales, el precio promedio de un cachorro de Beagle es aproximadamente el mismo.

Deja un comentario