3 Razones del POR QUÉ mi Perro Come HECES DE GATOS y CÓMO solucionarlo

Si estás aquí es porque evidentemente te estás haciendo una pregunta: ¿por qué mi perro come heces de gatos? La verdad es que nuestras mascotas tienen actitudes grotescas y que no sabemos cómo llevar. Sus comportamientos nos hacen dudar en muchas ocasiones sobre tener una mascota en casa y más aún, no sabemos si tener dos mascotas. En este caso te puedo informar que no eres la única persona que está pasando por una situación como esta.

¿Cómo evitar que mi mascota se coma las heces del gato?

Esta extraña conducta lleva un nombre registrado: coprofagia canina. Parece una situación poco común para quienes no tienen mascotas, pero es muy típica en los perros y como sabemos que te encantaría tener un Magnifico Perro, sin manías extrañas, dedicamos este artículo para que lo puedas evitar. La desesperación ha sido muy fuerte en aquellos propietarios que descubren que sus perros toman estas actitudes.

A muchos dueños les aterra tener que ver esta incómoda escena y quieren una solución rápida.Pero no puedes evitar algo que no has arrancado de raíz, lo que significa que necesariamente debes conocer las razones por las que tu perro está haciendo eso. Y sí, hay soluciones para que deje de hacerlo. Solo queremos que analices bien a tu perro y cambies la pregunta.

Quizás te interese leer: Influencia de las etapas de celo en la Reproducción del Doberman

Lo que debes preguntarte es ¿Por qué mi pero come heces de gatos? Y no ¿Cómo evitarlo? Una vez que lo has analizado, sabrás cómo evitarlo. Entonces notarás que cuando hayas indagado bien qué es lo que le sucede y lo ataques de raíz, su conducta se normalizará poco a poco. Esto es mucho más importante que atacar los síntomas de forma superficial. Conoce cuáles son los motivos de que tu perro tenga una nueva y extraña preferencia alimenticia.

¿Por qué mi perro come heces de gatos?

3 Razones principales de esta conducta

Hay muchas razones por la que probablemente tu perro podría estar teniendo actitudes típicas de coprofagia canina, aquí mencionamos las 3 principales.

Razón 1: Falta de atención

Perro hurgando

La principal razón es que probablemente tu perro esté comiendo heces de gatos porque simplemente siente que no le estás haciendo caso y no lo paseas suficientemente. Es otras palabras, el perro está buscando una forma de llamar tu atención. Sí, eso es correcto: los perros también saben cómo manipular a sus dueños haciendo cosas indebidas.

Razón 2: Les resultan útiles

No digamos que siempre lo usan como un medio de manipulación o chantaje para capturar toda tu atención. Aunque suena muy desagradable, las heces de gatos son ricas en pocas cantidades de grasas y tienen proteínas sin digerir. Bastante repulsivo si lo piensas bien, pero es muy probable que el instinto natural de tu perro las encuentre útiles para su condición de salud.

También te puede interesar: Caminata: La mejor opción para el rendimiento del Gran Danés

Razón 3: Mala conducta

Como indicamos anteriormente, los perros son un poco manipuladores y también tienen comportamientos indebidos. La tercera razón por la que probablemente se esté comiendo las heces de los gatos, es simplemente porque está manifestando que tiene problemas en su comportamiento. Quizás está mostrando un marcado estrés, algún tipo de temor o ansiedad, al comerse las heces de los gatos.

5 Soluciones al problema

Ahora que ya conoces las posibles razones por las que tu perro posiblemente esté comiendo las heces de los gatos, te daremos la respuesta a tu primera pregunta: ¿Cómo evitar que mi mascota se coma las heces del gato? A continuación mencionaremos 5 soluciones a este terrible hábito en tu perro.

Perro necesita nutrientes.

Solución 1: Visita al veterinario

Recuerda que los animales tienen a su propio médico y debes acudir a él para que te indique lo que debes hacer. Además, luego de tener un cierto tiempo comiendo heces de gatos, el veterinario necesita descartar algún tipo de problema de salud. Lo que implica que lo primero que debes hacer es correr a veterinario, una vez que hayas descubierto a tu perro. Solo este profesional te podrá decir qué es lo que sucede con el can.

Luego del chequeo sabrás si esta actitud se debe a que tiene dificultad de digerir bien su comida y use este incómodo método para poder obtener los nutrientes que su cuerpo requiere. El chequeo médico general, indicará si está sufriendo de algún tipo de patología que lo lleve a actuar así.

Solución 2: Ejercítalo

Tu mascota necesita hacer ejercicios, quizás está aburrido y te lo está haciendo saber de esta forma. Ellos también quieren quemar energías y si no quieres que siga actuando así, llévalo a pasear diariamente. De lo contrario seguirá comiendo heces de gatos e incluso empezará a escarbar en el jardín o intentará escaparse, pues no saben cómo emplear la energía sobrante.

Solución 3: Falta de atención

Puede que se sienta un poco solo, aunque viva en tu casa y te vea constantemente. Si lo atiendes, juegas con él y le hablas o incluso si lo regañas, sabrá que le das importancia.

También puede ser que lo hayas dejado demasiado tiempo solo en casa, por eso al llegar puedes involucrarlo un poco en lo que haces cotidianamente, hagan cosas juntos y así tu perro olvidará las heces de los gatos. ¡Enséñale algún truco nuevo para que se diviertan los dos! De esta forma, ambos podrán pasar un buen rato por unos minutos.

Solución 4: Necesita variar la dieta

Perro degustando

Recuerda lo que te dijimos anteriormente, las heces de los gatos tienen proteínas y grasas. Por eso no necesariamente sean problemas de conducta. También tiene minerales y quizás los nutrientes son precisamente lo que necesita tu mascota. O quizás le das proteínas, pero siempre la misma dieta. Posiblemente ya aburrió comer lo mismo todo el tiempo. Si es así, puedes darle pienso y algún tipo de comida casera fácil de preparar, de buen sabor, nutritiva y sana.

Tal vez quieras leer: 10 De los perros más famosos de la historia hasta ahora

Solución 5: Aleja de tu perro la caja de arena del gato

Esta es la solución que sin duda ya has hecho y si no has alejado la caja de arena del gato, hazlo inmediatamente. Trata de que se mantenga fuera del alcance del perro, para que deje de comerse las heces de los gatos. El olor de estas heces es demasiado fuerte y una vez que defequen, tú perro lo va a percibir. Por eso debes recoger de la caja de arena las heces del gato diariamente. Así el perro no se sentirá tentado de ir a comerlas.

Bloquea el acceso de tu perro a la caja del gato. Algo que tienen los felinos es que pueden trepar con mayor facilidad y los perros no. Este es un dato que te puede servir para que tengas idea del lugar donde lo puedes ubicar en casa, como por ejemplo en una mesita si el perro tiene una estatura baja. Mientras el perro no tenga ningún alcance a la caja de arena, podrás evitarte muchas incomodidades.

Algunos dueños han dejado una habitación exclusiva para los gatos, como el baño un baño particular para ellos y dentro está la caja de arena en ese sitio cerrado. Es un lugar que solo tendrá el acceso del gato, siempre que se le dé uso a la gatera, que son esas puertas pequeñas que tienen el tamaño ideal para que solo tu gato pueda entrar.

Ya conoces la respuesta de ¿por qué mi perro come heces de gatos?, solo debes considerarlas y aplicarlas. Recuerda que mientras más tiempo dejes pasar, tu perro podría ser propenso a algún tipo de enfermedad por este hábito.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: